Por:

Hablar a flor de piel de Neo Liberalismo agregándole lo criollo se volvió una etiqueta propia para exponer las políticas económicas y publicas de los últimos años en la política Colombiana.

El académico Enrique Gershi abogado peruano liberal concluye que el Neo Liberalismo tiene varias vertientes para dar con su origen, desde mi concepto personal me cobijó a pensar que el más acertado es que viene de la separación de dos escuelas una la del viejo liberalismo y la del nuevo liberalismo. Me motivo a pensar que el Neo Liberalismo en Colombia se explica desde su propio origen y como la economía fue regulando de poco los intereses de las personas del común en su manera de consumir y pensar por medio de medidas adoptadas por presidentes, senadores, políticos, concejales, alcaldes todo ello observado por los grandes Banqueros, que ejercen la función del poder público como si de una teocracia consistiera esta democracia, los banqueros son Dios, las doce tablas los lineamientos económicos, reformas tributarias, fracking y minería ilegal, defendidas por el Mesías de turno, pero para ser justos ni esto es una teocracia, ni una democracia.

El 11 de octubre de 2018 la corte constitucional profirió un fallo donde prohibía que los ciudadanos pudieran impedir la minería por medio de consultas populares, estas consultas en su momento lograron frenar el avance de este sector de la economía, analizar esto es dejar constancia que este antecedente nos da cavidad a pensar que el Neo liberalismo criollo es una idea más autóctona que ver el minuto de Dios por la tarde en televisión.

Lo que es nuestro dentro del pensamiento, pero que en las ideas es de unos pocos, menos de todos se puede concluir al analizar que aquella virtud que toman algunos del capitalismo salvaje no es más que la explotación intelectual de un concepto al que le hacen mérito la mayoría de nuestros políticos, mientras sigan empañados como quedó demostrado con las grandes multinacionales como es el caso de Odebrecht.

Estamos empeñados en buscar un equilibrio entre un Neo Liberalismo alimentado por nuestras costumbres de legislar con mermelada, con las grandes sumas de dinero movidas en los pueblos de Colombia, siendo los mismos un vacío separado como un puente sobre sus hombros del político y el establecimiento mantenido, nutrido a base de impuestos, consolidando préstamos a los grandes poderes económicos ahora con lo que dije anteriormente a nivel personal seguiré bebiéndome las gaseosas marca postobon cotidianas en el pequeño quiosco de un pueblo en Montes de María, es meritorio reconocer que el sistema impera ante todo, tanto que el Banco de la república encargado de las políticas Monetarias del país con el tinte Neo Liberalismo Criollo, tiene una mesa directiva que hace más labores de ministerio de hacienda que de autonomía.

Depende de las nuevas generaciones partir la hoja en blanco olvidarnos de aquellos Mesías que no existen teniendo claro que necesitamos profundas reformas como el establecimiento de una verdadera reforma agraria promovida en su momento por López Pumajero y Luis Carlos Galán Sarmiento para tal vez no desdibujar el amarillo en impuestos, el azul en el negro del petróleo y el rojo en un personaje malinterpretado preguntándonos si es todo esto un Neo liberalismo criollo.

Leave a Reply