¿Hasta cuándo vamos a permitir que las mujeres sigamos siendo víctimas de violencia? El maltrato contra la mujer es todo acto de violencia de género el cual puede resultar como un daño físico, sexual, psicológico o económico para la mujer. Esto no clasifica ninguna etnia, son todas las mujeres las que son vulnerables a la violencia; como las indígenas, las migrantes, comunidades rurales o remotas, las refugiadas, las mujeres con discapacidad, todas las mujeres del mundo. Sin embargo, quiero reiterar la violencia de pareja debido a las recientes noticias donde se evidencia el abuso excesivo por la parte masculina.

Según la Organización Mundial de la Salud “un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina”. Cada una de las mujeres que día a día tienen que soportar maltratos por parte de su compañero sentimental, sufren de un bajo autoestima, tienen miedo constante y se sienten vulnerables para hablar y denunciar; en algunas ocasiones son hasta amenazadas. Pero, ¿hasta qué punto podemos llegar a soportar una vida así?

Ahora, hay mujeres que toman la fuerza necesaria para terminar una relación, sin pasársele por la cabeza la reacción del hombre, como en el caso de María Alejandra Rojas, quien decidió terminar su relación y su compañero sentimental la retuvo por 9 días en su departamento, hasta lanzarla de un cuarto piso al vacío; dejándola con ciertas fracturas y atención psicológica.

¿Has pasado por una situación similar? Porque por más pequeña que sea la agresión debemos ponerle un punto final. En mi caso, en algún momento de mi vida, tuve una relación donde mi expareja con el tiempo se fue obsesionando conmigo, cuando tomé la decisión de terminar la relación, comienza la manipulación y la agresividad, me perseguía tanto al punto que mi papá me llevaba al trabajo y mis hermanas o mi cuñada me recogían, y eso que tenía 21 años. O en casos cercanos, donde es más común la manipulación y la victimización.

Las mujeres somos libres para tomar decisiones pensando en nuestro propio bienestar. No podemos dejarnos controlar solo por miedo o compromiso, algunas mujeres sé que soportan la violencia por sus hijos, pero tampoco es una razón justificable para que un niño crezca en un ambiente así. Considero que las mujeres somos guerreras, echadas para adelante; no necesitamos de un hombre para crecer personal y profesionalmente. Sé que no es fácil, pero tengo la convicción de que toda mujer desea vivir en libertad, feliz y con la meta de cumplir todos sus sueños.

En un día como el 25 de noviembre que se celebra el DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, hago un llamado a todas aquellas mujeres que son víctimas de abuso y maltrato a que rompan su silencio, entre más nos callemos, más vamos a darles el poder; es hora de inmunizarnos y lograr la igualdad. Tanto tú, como yo, podemos acabar con la violencia y los pensamientos retrógrados y machistas. Unámonos y pongamos un tate quieto a las personas que nos maltratan. Recuerda… NO ESTAS SOLA.

(Les recomiendo leer la columna de Cindy Quijano “Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer”; para que complementen el contexto con términos específicos sobre el maltrato hacía la mujer) https://laotravoz.co/dia-internacional-de-la-eliminacion-de-la-violencia-contra-la-mujer/

Leave a Reply