Según el Ministerio de Cultura refiere que el derecho fundamental y la ciudadanía plena de las mujeres es un proceso que tiene una larga historia, la cual ha estado marcado por un fuerte activismo y por un movimiento social que ha venido luchando por cada uno de sus logros.
El día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer se conmemora cada 25 de noviembre dado que, en el año 1960 en República Dominicana, fueron asesinadas tres activistas, las hermanas Mirabal por orden del dictador Rafael Leonidas Trujillo.
Según Veles.C & Palacio.L 2017 “la violencia contra las mujeres desde una perspectiva integral en Colombia, la Ley 1257 de 2008 reconoce la importancia de llevar a cabo acciones coordinadas entre las distintas entidades que hacen parte de los procesos de información, prevención, orientación, protección, sanción, reparación y estabilización de los derechos de las mujeres víctimas de violencia. Asimismo, establece medidas específicas en el ámbito laboral, familiar y de la salud”.
SISMA MUJERES, en el boletín número 21 de mayo del 2020 refieren, “En Colombia según el registro único de víctimas de 1985 a la fecha más de 29.189 de mujeres han sido víctimas de delitos contra la libertad y la integridad sexual”.
Según la feminista Coral Herrera nos refiere que una de las expresiones de violencia de la mujer es que realizamos todo por “amor”, “las mujeres nos aferramos a situaciones de maltrato, abuso y explotación” “por amor” nos juntamos con hombres o mujeres rescatadores en la cuales en principio son maravillosos, pero luego nos estafan, se aprovechan de nosotros, o viven a costa nuestra “por amor” aguantamos insultos, violencias, desprecio. Somos capaces de humillarnos nos sacrificamos nos dejamos anular perdemos nuestra libertad”
“Es vital que entendamos que el amor ha de estar en el buen tayo en la equidad, no solo con el cónyuge si no con la sociedad misma, además debemos proteger a los niños y niñas que sufren violencia machista por que han de soportar la humillación, lágrimas de su cuidador por que ha de aguantar los golpes o miedo por vivir aterrorizados, por que han de quedarse en un infierno”.
Debemos tener en cuenta algunas recomendaciones que pueden ayudar aquella persona que está siendo violentada:
1) Reconocer las señales y familiarizar a las personas y comunidad con los posibles signos, ya que se asocia siempre a violencia con lo físico y no siempre comprende síntomas físicos ya que la violencia incluye muchas formas de maltrato como abuso psicológico, verbal, económico, entre otros.
2) Educar primero sobre sí mismo su impacto y cómo intervenir de manera segura.
3) Empoderamiento, si una persona se acerca a ti no la juzgues, escucha y orienta de la manera adecuada si crees no poder hacerlo, orientala en el uso de líneas legales, organizaciones, instituciones y redes de apoyo que puedan brindar una orientación oportuna.
4) Si sospechas que alguna persona del trabajo, familiar, vecino etc, es víctima de violencia, acata cualquier señal que te ofrezca y comprueba esta situación y ofrece un mensaje de texto o llamada para emergencias.
5) Si encuentras a una mujer sola a altas horas de la noche y notas vulnerabilidad en ella, ofrecele ayuda, puede que la necesite.
6) Deja todo documentado, los hechos pueden ayudar a tu proceso legal.
7) Puedes llamar a línea púrpura 018000112137, WhatsApp púrpura al 3007551845.
8) Línea 155 línea de orientación a mujeres víctimas de violencia
9) Línea 123 línea de emergencias.
Según la ONU en 1979 se aprobó la convención de la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujeres, sin embargo, la violencia contra las mujeres y niñas continua siendo un gran problema a nivel mundial.
No es un camino fácil dado que aun teniendo los avances de la legislación contra la violencia de género y el feminicidio la mayor dificultad es que se mantienen impunes; el abordaje de las políticas públicas no es transversal y sin duda insuficiente, se requiere de un cambio no solo social, sino cultural,económico y sentimental. Las leyes contra la violencia de género son muy importantes pero tienen que ir acompañadas de un cambio.
“Basta ya de minutos de miedo, de humillación, de dolor, de silencio, tenemos derecho a que todos los minutos sean libertad, de felicidad, de amor de vida” (Campaña Ni una menos)
Psicóloga Cindy Quijano Amaya

Leave a Reply