Menos de tres horas por sesión trabajan los concejales en Bogotá

Menos de tres horas por sesión trabajan los concejales en Bogotá

Del Centro Democrático y el Verde son los que menos van a trabajar al Concejo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Bogotá Como Vamos publicó su reporte sobre el segundo semestre de 2022 relacionado con los indicadores de gestión del Concejo de Bogotá. Dentro de lo más relevante reportado por el mismo Cabildo distrital es que este sesionó 392 horas en 142 sesiones, es decir un promedio aproximado de 2.8 horas por sesión; sin embargo dice Bogotá Como Vamos que esté pasó de 3 horas a 3 horas 40 minutos, con relación al primer semestre de 2022, pero que las sesiones »están durando poco y comenzando hasta 1 hora y 20 minutos tarde.

Otra conclusión es que solamente 26 de los 45 concejales permanecieron de principio a fin en las sesiones plenarias del Concejo, es decir apenas el 57 porciento del total; y que a mitad de las sesiones en el cabildo fueron en temas de salud, movilidad y seguridad.

Aquí los más vagos y ausentistas

Dentro de los 10 cabildantes que más se ausentaron a las sesiones del Concejo están tres del Centro Democrático, Jorge Luis Colmenares,  Oscar Ramírez Vahos, y Javier Ospina Rodríguez; tres del partido Verde, Maria Clara Name, Edward Arias y Julián Espinosa; un conservador, Nelson Cubides; un Liberal, Germán García Maya; otro de Cambio radical, Pedro Julián López; y Juan Baena, del Nuevo Liberalismo.

Siete de los anteriores concejales repiten en el ranking de los que menos permanecieron en el recinto de sesiones, es decir, que a parte de ser los reyes del ausentismo, cuando ivan a sesionar son los que primero se retiran. El honor es para Germán García Maya, Julián Espinosa, Edward Arias, Pedro Julián López, Oscar Ramírez Vahos, Jorge Ospina Rodríguez y Jorge Luis Colmenares.

Heading Element

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

La Otra Voz