Ustedes dirán, “ese tema es muy farandulero, esa es solo una “ Karen” que se volvió loca y cree que nos debe importar”. ( lo he escuchado). Pero la verdad es, que mas allá de la admiración y profunda nostalgia que me suscite el éxito y la música de Britney Spears
este caso tiene muchos puntos que demuestran por que, su análisis bien vale la pena, no solo para quienes somos feministas y abogamos por una vida libre de violencias hacia las mujeres, si no también para quienes están en la lucha de hacer llamado de atención para que se vea la salud mental con mas detenimiento y determinación, si no también para las y los defensores de derechos humanos en general.

En contexto, Britney es una mujer de 38 años que gana millones de dólares de los cuales no puede gastar ni disponer libremente ni un solo centavo; es una mujer de 38 años que no tiene permitido votar, una mujer de 38 años que no puede viajar sola, una mujer de 38 años que no puede ver a sus hijos cuando quiera, ni estar a solas con ellos, es una mujer de 38 años que trabaja desde los 8 y mantiene, a su madre, a sus hijos, a su ex esposo, a su padre y a los abogados que este usa para mantenerla bajo su tutela ¿les parece normal que se le considere impedida para estar a solas con sus hijos o manejar su dinero pero no sea así para presentarse diariamente durante 3 años en las vegas? ¿y cuál es la razón de este despropósito? Es simple y tiene dos: violencia económica ejercida por el padre( a demás de otras violencias, por supuesto) y la ignorancia de la quienes administran justicia en torno a la salud mental y sus complejidades.

Hace mucho quiero hablar de este caso, no por que no piense que existan vidas mas importantes que otras o porque piense que Britney merece más consideración que las muchas personas que a diario sufren violencias atroces en el mundo, no. Hablo de este tema por que si bien soy toda una B-Army ( fan de Britney) y su situación actual me causa profunda tristeza, si no por que me llama también la atención que parece que esta violencia que ella sufre el mundo la celebra, como si por ser estadounidense, rubia, delgada y cantar pop simplemente la mereciera. Ninguna persona merece ser mermada, humillada, denigrada, violentada y explotada.

Veo con mucha extrañeza que ninguna persona en el medio del entretenimiento gringo se solidarice con lo que le está sucediendo. Es una mujer que sufre un retorno en el tiempo y ha sido despojada de todos sus derechos, todos ellos. Y más aun, es literalmente explotada por su circulo mas cercano como si estuvieran en el proceso de consumirla a ella, no solo su talento, si no a ella. Britney es una mujer que está siendo sacrificada delante de las cámaras en un mundo que no deja de mirarla mientras se desvanece, como en un deleite y goce pleno de verla acorralada cada vez más, viendo como todo lo que en principio era solo una adolescencia tardía, se convirtió por culpa de los medios, en una crisis profunda de la que con ayuda correcta, conocimiento y comprensión podría haber salido airosa pero no, finalmente se convierte para la sociedad y la jueza del caso en una “ discapacitada mental” por la ambición de su “ familia” y los juicios de una sociedad retorcida que disfruta ver a las mujeres exitosas y poderosas fracasar.

Esto ultimo lo digo por que sí, los miles de comentarios destructivos que recibe Britney desde su niñez por la prensa y por quienes tienen una voz o la adquirieron a través de las redes sociales han aportado a que poco a poco se generara la idea y el concepto de que ella “ está loca”, “ es una mala mujer” , una “ mala madre”, y no merece ser tratada como humana, como si mucho no se hubiese avanzado en este tema desde hace mas de 17 años cuando la vimos tomar una decisión sobre su cuerpo ( cortarse el cabello) y esto puso en duda de los mas duros críticos de su vida por su puesto su cordura. A estos seres que sin compasión en redes sociales juzgan la personalidad y no los argumentos les digo que sobre su cabeza pesa la muerte física y espiritual de millones de personas que desafortunadamente como Britney han vivido y viven su vida en pro del publico o simplemente no tienen una red de apoyo lo suficientemente fuerte o real que les permita construir su propio sentido de la realidad que no dependa de la validación ajena.

Hablo de este tema para que evaluemos como sociedad si no estamos haciendo todo mal con respecto a las personas en general, sacrificamos como parte de rituales antiquísimos y innecesarios a las personas que sobresalen solo por el placer de verles caer, solo por el placer de verles pasarla mal y eso está lejos muy lejos de hablar bien de nosotros, de la mimas manera que parece que hemos decidido ignorar la realidad de las dificultades emocionales y psicológicas que desde hace años enfrentamos como sociedad, donde el stress, el vértigo, la ansiedad, la depresión entre otras patologías, no solo son cada vez mas prevalentes sino mortales.

Para concluir, les cuento que Britney debe ser reconocida como una ciudadana, como una humana y ser protegida en su integridad y dignidad y quienes la admiramos creemos que merece ser feliz y ser libre para construir esa felicidad, ella no tiene culpa más allá que haber pedido ayuda en su familia y haber recibido traición y si para que su padre ambicioso deje de verla como la gallinita de los huevos de oro, la ley le reconozca su lugar en el mundo y le brinden la ayuda que necesita para manejar su propia vida debemos aceptar que ella no vuelva a las presentaciones publicas que así sea, esa decisión responde a su desalienación y toma de conciencia ahora ojalá todo el #MeToo se solidarice con esta causa

En la esta vida, que es la única que tenemos por que el presente es el mejor momento, siempre debemos ponernos por encima de todos, debemos ser quienes mas importemos, nuestra relación con el colectivo debe ser de solidaridad y no de dependencia y debemos aprender a pedir ayuda tantas veces como sea necesario hasta recibir aquella ayuda que de verdad nos ponga en centro y nos permita retomar el rumbo. Mujeres sin miedo, capaces de establecer limites y de perseguir su propio destino no son muy apreciadas por la masa pero cada vez somos más y juntas somos imparables.

#FreeBritney. #MeToo

Leave a Reply