Por:

La respuesta es sí. A través de los años se ha visto que mucha gente quiere incursionar en el tema político, pero al momento de hacerlo no es tan fácil como lo pintan, porque se tiene que tener en cuenta que no se va a trabajar por un beneficio propio sino por el de una comunidad que lo necesita. Además, es importante resaltar que tener contacto con este tema no sólo es ser elegido democráticamente por el pueblo, sino también tiene que ver de qué forma se puede ayudar a los demás, por medio de los diferentes grupos que existen para que el pueblo se pueda dirigir o comunicar con los diferentes dirigentes.

Por otro lado y desde el punto de vista de la discapacidad, pertenecer al grupo político del país no es tarea fácil, debido a que normalmente el pueblo quiere personas que se puedan mover o que estén en la rosca como muchos llaman. Desde mi punto de vista, considero que la persona que incursione en este tema debe tener un propósito bien definido, con el fin de ser escuchado en el lugar al que pertenece o en cualquier parte del mundo. Se debe recordar que las personas con discapacidad somos minoría y eso hace que nuestra voz tienda a perderse en la multitud.

Bueno, les cuento mi experiencia de hace unos 5 años aproximadamente, intenté ser concejal de mi municipio, para mí fue una experiencia super enriquecedora profesionalmente hablando, debido a que gracias a ello aprendí a hablar en público, pero también, entendí que no es fácil ser elegido, que lo que llamamos pueblo es poco comprometido, busca un aliciente transitorio y luego se olvidan de él. Es decir, que en campaña piden como si no tuviera nada y cuando llega el momento de votar se dejan comprar con cincuenta mil pesitos como decimos acá en mi país. Y esto, lo único que da como resultado es tener dirigentes no comprometidos con nuestras luchas, por eso mi objetivo, sé que debe ser de muy largo plazo y con una alta dosis de educación hacia la comunidad, para variar la forma de pensar al respecto.

Leave a Reply