Por:

Hoy día, las personas homosexuales tienen que convivir con las críticas de algunos ciudadanos que aún no comprenden y RESPETAN su orientación sexual; viven con el miedo a ser juzgados por lo que son, cuando no es más que su esencia, su toque único ante los demás. Más allá de su físico, forma de vestir, de hablar o de amar, son seres humanos con sueños y metas que desean cumplir. Pero tristemente, para algunos, se ha quedado solo en sueños, al ser vulnerablemente asesinados o acorralados hacia el suicidio.
Soy una persona creyente en Dios, más no de la iglesia. Tengo claro que no existen versículos o citas bíblicas donde sea un pecado, o como dicen coloquialmente “cosas del diablo”, amar y tener relaciones con personas del mismo sexo, o querer ser mujer cuando se es hombre, o en el sentido contrario; al fin y al cabo, todos somos seres humanos y merecemos el MISMO RESPETO.
¿Por qué tocar el tema religioso? Una vez, trabaje con un señor el cual era excesivamente cristiano. Me mantenía todo el día con cultos sacados de Youtube, no me aportaba nada bueno en realidad. Mi acción a seguir, era colocarme los audífonos con música a todo volumen para no llegar a la discusión, ya que, si yo colocaba música sin audífonos, lo estaba irrespetando porque no era música de su agrado o era música del diablo. Un día, uno de sus cultos hablaba de la comunidad LGBTI, yo siembre había evitado generar una controversia por no perder mi tiempo y mi trabajo (debido a que la empresa era de personas cristianas) pero ese día no lo supe controlar.
Recuerdo muy bien sus palabras “Es que las personas que tienen esa “condición” o “enfermedad” no tienen la culpa de faltarle al respeto a Dios” … Tomen 5 segundos para entender. ¿Condición?, ¿Enfermedad?, ¿Irrespetar a Dios? No soporte el comentario y ahí mismo le dije, “disculpa ¿de qué condición hablas?, ¿acaso ser lesbiana o gay es una enfermedad? Que pena, pero el único que esta faltando al respeto aquí es usted, quien discrimina a personas tal cual como lo es usted o su familia, y no por ser cristiano le da el derecho a decir que, tener gustos hacía un mismo sexo es una condición, ¿Dónde en la biblia dice que Dios nos castigará por amar a otro ser humano?” Lo dije con tanta ira, que él se quedó callado, por lo que no suelo ser una mujer de enojarse y menos con personas con las que no tengo comunicación constante.
“No es para tanto Lau, no pensé que te afectara” esas fueron sus palabras después de lo que muy sutil mente le dije… a lo que yo respondo “Mi hermana es lesbiana, y no voy a tolerar que personas que dicen creer en Dios o cualquier otra, llamen su orientación sexual como una condición o enfermedad, además, así como mi hermana, tiene hasta más estudios y sueños que ven por el bienestar de los demás, no como ustedes los “cristianos” que dicen ayudar al prójimo cuando lo primero que hacen es juzgarlo. No quiero hablar más”.
Ese mismo día pedí cambio de oficina, y lo peor de todo, es que creo más que nunca en el dicho que dice “Dios no castiga ni con palo ni con rejo” pues él tiene un hijo que actualmente debe tener 13 años y en ese entonces le gustaba mucho hablar conmigo lo cual le permitió decirme que le gustaba jugar con muñecas, que le gustaba las Barbies y que desearía tener el cabello largo como una niña para poderlo peinar, pero que sus papás no se podían enterar porque le pegaban cuando él decía eso. Ahí entendí que, entre más se juzgue y se discrimine, Dios le dará la oportunidad perfecta para que recapaciten y comprendan el termino RESPETO.
Porque hoy puede ser solo un comentario discriminatorio, pero mañana un caso más de homicidio a la comunidad LGBTI. Es por eso que cada día es más difícil encontrarse con personas que toleren y respeten la orientación sexual de los seres humanos. Que aterrador es vivir en un mundo donde eres criticado, mal mirado, insultado, violado, golpeado y asesinado; por ser negro, blanco, gay, lesbiana, bisexual, transgénero, líder social, protestante, mujer, hombre, niño, indígena, campesino, rico, pobre…

Leave a Reply