Luís “Woody” Rodríguez continua con el ciclo del año 1999, y en esta ocasión realiza un análisis de “El Club de la Pelea” donde destaca sus recursos y premisas imaginativas, pero debate en cierta manera la ambigüedad moral y perceptiva de esta.

Buena hasta la última gota, el Club de la Pelea representa la opresión de toda una generación golpeada por la publicidad, el consumismo y el capitalismo. Y hoy en la cuarta pared, la doble personalidad de la misma cara.

Leave a Reply