Sin duda alguna el covid-19 continúa siendo información de primera plana en todos los medios de comunicación a pesar de los últimos acontecimientos ocurridos en Colombia y el mundo.  La semana pasada se desbordaron las redes sociales frente al tema de la vacuna contra el Covid-19, la cual es toda una controversia.

El primer debate ocurrió cuando se dio a conocer que la vacuna ya estaba generada y en el mes de enero del 2021 comenzaría la jornada de vacunación para que todos estemos a salvo.  Muchas personas dijeron que no se inyectarían   la vacuna porque no saben sus componentes o que traería grandes consecuencias para el resto de su vida. Otros dijeron que era un chip del Gobierno para monitorearnos “así como el WhatsApp, pero interno en el cuerpo”. Muchas teorías y comentarios que alarmaron a los pocos que han tenido cordura en esta situación.

Algunos han dicho que esperan a ver las reacciones en las primeras personas que serán vacunadas. Otros sintieron un fresco al ver la lista de prioridades en ser vacunados, saben que a este ritmo los vacunaran en años.

El Gobierno a finales del año 2020 manifestó que en el mes de enero del presente año llegarían las vacunas. Pues para nadie es un secreto que el mes ya se fue, y hasta el Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo murió por causa del Covid-19. Más frustrante aun cuando se evidencia países como Argentina, Chile y México que iniciaron su plan de vacunación.

Esto género que la población colombiana se cuestionara ¿Dónde están las vacunas? Pero el detonante ocurrió la semana pasada cuando la (OPS) La organización Panamericana de la salud Confirmó que Colombia  recibirá la vacuna contra el Covid-19 por parte del mecanismo Covax.  Bueno ¿y esos quiénes son? Es el Mecanismo de acceso Mundial a las Vacunas contra el covid-19.  Este mecanismo es dirigido por tres entidades, entre ellas la Organización Mundial de la Salud. Básicamente los países que reciben la vacuna por medio de este mecanismo son aquellos de renta media-baja.

Es decir, para los países más necesitados. El ministro de salud Fernando Ruiz había afirmado que las vacunas negociadas llegarían por parte de Pfizer. Pero esto no ocurrió. Empezaron a circular muchas hipótesis frente al tema y la ciudadanía empezó a cuestionar ¿señor presidente donde está el dinero de las vacunas? Entonces ¿Qué fue lo que gestionó?  O ¿acaso todo fue un plan para esperar que las vacunas las regalaran? Y para colmo de males, el Gobierno se pronuncia diciendo que la información de las vacunas es confidencial…

La información es dividida, algunos medios de comunicación informaron que las vacunas bajo Covax son compradas por que el otro pedido se demora, otros indican que es un plan de negociación para agilizar el proceso, y otros dicen que efectivamente las regalaron al ver que Colombia es uno de los países más demorado en iniciar el plan de vacunación, pero eso sí “somos número uno en simulacros de vacunación”.

Pues bien, partiendo que los medios de comunicación nacional son poco confiables más aun cuando esta información es de carácter “confidencial” porque al parecer no podemos saber tanto. La información sobre la respectiva donación surgió por Twitter a cargo de Martha Peralta Epieyú presidenta del partido (Mais).  La verdad quien sabe de dónde saco la información, o si fue que escucho a alguien o si solamente estaba gritando indirectas al Uribismo por aquello de “no les gusta nada regalado”.

Por otro lado, los medios de comunicación informaron que existen 172 países en el mecanismo Covax y solo 92 recibirán la vacuna gratis; Colombia se encuentra entre los 80 países que entregaron dinero. ¿Cuánto? No sabemos por que como dijo el presidente “es confidencial” También Gina Tambini representante en Colombia de OPS/OMS informó que Colombia cumple los requisitos para recibir las primeras vacunas por medio de Covax.

De este modo, ya el país de los colores amarillo, azul y rojo se prepara para iniciar su proceso de vacunación sobre el mes de febrero. Espero que no se siga posponiendo el tema, que nos inyecten el antídoto que nos va a hacer inmune al covid-19 y nos dejen listos para batallar contrata el hambre, el calentamiento global y las elecciones presidenciales del 2022.

Leave a Reply