Por:

Cada semana aparecen más escándalos inauditos en varias ciudades y pueblos de Colombia, donde los pacientes y sus familiares denuncian constantemente ante los medios de comunicación,  que ellos se ven obligados a solicitar asistencia médica, en hospitales, clínicas, EPS y demás centros de atención, por algunas enfermedades que tienen sus historias clínicas, ejemplo: dolencias estomacales, coronarios, renales, dolor de cabeza, dolor de muelas, inflamaciones de rodillas etc. Entre otras patologías, pero en ninguna de ellas presentan ni el más remoto síntoma del covid 19, pero insólitamente  la mayoría de estos pacientes al ser diagnosticado por los profesionales de la salud, son reportados como positivos con el coronavirus, gran parte de ellos, son llevados a la UCI, los entuban, son aislados, sin tener derecho a visitas familiares, ni ser informados de su estado de salud a sus parientes.

Algunas veces los galenos, manifiestan a sus parientes que se han entrado en crisis y en pocos días ya aparecen es un cofre hecho cenizas sus cuerpos. Creo que no es ciencia ficción estos hechos sino una cruda realidad que persiste oculta.

Es inexplicable este comportamiento reiterativo de hospitales y clínicas que  genera serias dudas y cuestionamientos que deberán ser  despejadas mediante serias y responsables investigaciones de orden penal y administrativo.

Muchas historias escuchadas y denuncias ante los medios de comunicación, sobre similares situaciones, que cuestiona a los prestadores  y atención a la salud. A la fecha no hay investigaciones que den confianza para esclarecer estos oscuros hechos, que han dejado centenares huérfanos, viudas, familias destrozadas y desamparadas económicamente, al libre albedrío.

Debido a los continuos  hechos presentados en nuestro país, ha despertado una serie de dudas en relación con la llamada entubada, porque se ha vuelto sinónimo de muerte; estas maniobras escabrosas deben esclarecerse  de manera contundente por el Ministerio de salud y la fiscalía; que muy posiblemente todo quedará en la impunidad y en nuestra historia sobre esta incierta pandemia.

¿Qué negocios existen por debajo de la mesa con la vida de estos inocentes?

Las víctimas y el público en general, manifiestan que por cada reporte positivo de covid 19 y por su “atención médica prestada a los pacientes”, las clínicas y hospitales, reciben gruesas sumas de dinero por parte del estado. ¿Falso o verdadero? Por otra parte, están las funerarias, salas de velación, cementerios, saturados de trabajos, cobrando escandalosas sumas de dineros por sus “servicios funerarios” la mayoría de cremación.

Hasta cuando en nuestro país, muchos se enriquecen a costa del dolor ajeno acompañado del silencio y la repudiable impunidad.

“En río revuelto ganancias de pescadores”, dicho popular muy aplacable a estos tiempos de pandemia, mientras unos lloran sus muertos, otros ríen de sus ganancias.

¿Ha surgido un nuevo cartel llamado del Covid 19, donde hay compraventa de vidas de inocentes, que ante  luz pública, todo es oscuridad, ocultismo e impunidad?

 

Leave a Reply