Un elogio a la estupidez

Un elogio a la estupidez

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

“Nunca discutas con un estúpido, te hará descender a 

su nivel y allí te ganará por experiencia”. 

Mark Twain, escritor norte americano.

Definición del diccionario Larousse Ilustrado: 

ESTUPIDEZ: Torpeza. Falta de inteligencia. Dicho o hecho propio de un estúpido. 

ESTUPIDO, DA: Muy torpe, falto de inteligencia. Sinónimos: Bruto, idiota, inepto, tonto, incapaz.

Definiciones de la RAE: 

ESTUPIDEZ: 1. F. Torpeza notable en comprender las cosas.

  1. f. Dicho o hecho propio de un estúpido.

ESTUPIDO: adj. Necio, falto de inteligencia.

Este adjetivo, como su definición lo dice, se usa para calificar a las personas que actúan sin inteligencia. 

Desde el 20 de julio de 1.810 ha habido muchas manifestaciones que pueden caber en las definiciones de estupidez y de estúpido; recordemos la llamada “patria boba” que tuvo como consecuencia que, por esas actuaciones, se perdiera tiempo en consolidar la independencia y viniera la reconquista con consecuencias de la muerte de muchos colombianos que tuvieron que entrar a luchar contra el invasor español. No hay espacio suficiente para recordar todas las “estupideces” de muchos colombianos, solo resaltaré la violencia de los años 40, 50 y 60 en la que, por incitación de gobernantes y clero, muchos liberales fueron masacrados y desplazados, para quitarles sus tierras, por colombianos pobres conservadores a las órdenes de políticos conservadores que solo buscaron y consiguieron su propio beneficio. 

Esto mismo ha pasado en los últimos tiempos, desde que se tomó el poder Álvaro Uribe Vélez, en los que los sectores paramilitares (los nuevos “pájaros o chulavitas”), actuaron de igual forma que sus antecesores. Pero esto no hubiera sido posible si los colombianos faltos de inteligencia no votaran por estos verdugos, los sostuvieran y los defendieran como si fueran unos enviados del cielo, incapaces de equivocarse. Él  y su sucesor, Iván Duque Márquez, fueron elegidos y sostenidos, por un pueblo idiotizado, como en una secta. Se creen los dueños de la vida y el pecunio de sus “súbditos” o “siervos de la gleba” (porque así los tratan), no como seres con inteligencia sino como recua de animales que solo basta con gritarlos para que salgan a hacer lo que les han ordenado. 

Si, así es, no exagero, o ¿cómo se explica que los colombianos hayan elegido a Uribe con un discurso de muerte? o ¿cómo entendemos que esos mismos colombianos hayan votado NO a la paz de nuestro país para acabar con casi dos siglos de violencia, ¿que hayan votado por un descocido e inepto Iván Duque, porque les dieron la orden? ¿ O no es eso cuando ellos mismos dicen “yo voto por el que diga Uribe”, confesando su estupidez sin ambages? Hoy vemos las consecuencias desastrosas de esa “inteligencia”, con uno de los países más desiguales del mundo, más pobre, más miserable, en el que se invierte mas en armas que en salud y educación. Duque dejó al país con la mayor deuda externa de la historia. Este fue el análisis de Salomón Kalmanovitz en su columna de El Espectador: Antes de iniciar su mandato, la deuda externa rondaba el 20 % del PIB, pero en diciembre de 2021 alcanzó el 30 %. A marzo de 2022, el saldo de la deuda externa del sector público alcanzó un monto de US$101.557 millones con un crecimiento de 14 % en el año completo. Si se le agrega el endeudamiento interno con la emisión de títulos en pesos (TES), la deuda pública de Colombia alcanza el 68 % del PIB” (1). Un hecho de la mayor gravedad junto con la venta de las reservas de oro, porque este endeudamiento y venta de reservas lo hizo a espaldas de los colombianos y no se sabe que pasó con los dineros producto de estas dos acciones. Dejó al país totalmente quebrado. En DD HH es muy grave lo que ha pasado, acabó con el proceso de paz, las víctimas de la violencia, masacres, desaparecidos, etc., en estos cuatro años es trágica. ¿Pero quiénes son los realmente responsables? Estos ciudadanos que votaron por él y lo han defendido y sostenido con argumentos totalmente estúpidos, obviamente obedeciendo a ciegas al señor Uribe, sin ningún tipo de análisis.

En esta campaña electoral la estupidez ha brillado con luz propia, primero esos mismos fanáticos uribistas defendieron al señor Federico Gutiérrez; al no pasar a segunda vuelta desbordaron su apoyo para otro “desconocido”, un ingeniero de oscuro pasado que ha  maltratado a  las mujeres de todos los sectores, a los trabajadores, educadores, estudiantes, inclusive a sus funcionarios cuando fue alcalde de Bucaramanga, muy parecido a lo que ha hecho a través de su historia el señor Uribe. 

Pero esto no sería importante si estos mismos ciudadanos no actuaran de la forma como lo hacen, ciegamente, sin análisis, solo con violencia verbal y física. Bien lo decía monseñor Desmond Tutu, obispo africano: “Mi padre solía decir: no levantes voz… mejora tu argumento”, ¿pero es posible pedirles a los uribistas que tengan argumentos? Y si no los tienen, ¿como los van a mejorar?

Eso es lo que se juega el 19 de junio. Un triunfo de la razón u otro de la estupidez, porque el riesgo es muy alto. Los votos obtenidos por el ingeniero no tienen explicación razonable. Que un desconocido, misógino, violento, prestamista, negociante, condenado en proceso laboral (2) y con cargos por corrupción (3) haya tenido casi 6 millones de sufragios es irracional. En los últimos días Rodolfo Hernández ha mostrado más de su verdadero rostro, huidizo, ignorante de los temas del país y sus regiones, falto de los conocimientos que debe tener un presidente, sin asesores capaces y solo con un deseo personal de llegar al poder y no el legítimo interés del beneficio del país. Su triunfo solo se explicaría, sin suspicacias hacia la Registraduría, que estos ciudadanos se identifican totalmente con todo lo que Hernández es y representa. 

La estupidez más grande es que si eligen al ingeniero, este será impuesto por un publicista, así como lo leen, un publicista especializado en campañas electorales, Hernández ha confesado no tener asesores en muchos campos, se ve solo a su publicista de cabecera acompañarlo a todas partes, le dice lo que tiene que declarar, lo corrige, lo esconde y hace todo lo posible por ganarse bien el sueldo, lo que a ciencia cierta ha hecho con creces dada la dificultades del candidato. Uno podrá o no estar de acuerdo con lo que hace este asesor, pero lo que no se puede desconocer es el esfuerzo sobre humano que ha hecho para tenerlo donde lo tiene. Trabajo difícil. Aunque es solventado por la cantidad de ciudadanos que siguen a “ojo cerrado” las órdenes de Uribe, que en las sombras está decidiendo nuevamente los destinos de Colombia. Lo último que hizo este candidato fue, ante una tutela que ordenaba un debate nacional, para conocer los programas de cada candidato, Hernández puso unas condiciones, ridículas, pero que el candidato del Pacto aceptó sin reparos. Ante esta nueva situación, el ingeniero respondió con unos argumentos traídos de los cabellos y en últimas diciendo que Petro era quien no quería el debate (4). 

Al otro candidato lo atacan por una cantidad de cosas, todas sin fundamentos, pero lo más estúpido que han dicho es “Cualquiera menos Petro”. ¿Que les ha hecho?, como dice un meme, ¿les ha quitado la pensión, la salud, las horas extras, los recargos nocturnos, las tierras, el empleo, los ha desplazado, en fin, cómo los ha perjudicado? No tienen respuesta. Es solo una gran, gran estupidez. 

Estamos ad portas de cometer la mayor estupidez de la historia hasta el momento. El país pensó que con Duque habíamos tocado fondo, es tan malo, que le ganó en el escalafón a Andrés Pastrana, quien fue considerado por muchos como el presidente más malo de la historia, hasta que llegó Iván. Pero como dice una de las leyes de Murphy: “Cualquier situación, por difícil que parezca, es susceptible de empeorar, pues con Rodolfo Hernández estamos al borde de ratificar esta ley. 

La estupidez no puede seguir abalando que el país siga convertido en el botín de los corruptos y saqueadores del erario. Los estúpidos son cómplices por acción y por omisión de todo lo que han hecho sus elegidos. La situación es la más crítica de la historia. Está literalmente en las manos de los votantes corregir el curso por primera vez en la historia. 

  1.  https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/salomon-kalmanovitz/se-dispara-la-deuda-externa/ 
  2. https://www.facebook.com/mauricio.gomeznino/videos/358840559726917/ 
  3. https://www.wradio.com.co/2022/06/03/la-acusacion-de-la-fiscalia-contra-rodolfo-hernandez-y-la-historia-de-la-calavera/  https://www.wradio.com.co/2022/06/02/el-reporte-coronell-las-pruebas-contra-rodolfo-hernandez/ 
  4. https://fb.watch/dInXIDzrgH/ 

Heading Element

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

La Otra Voz