Foto Imagen Portable Network Graphics

 

 

QUIÉN NO QUISIERA

Sentir el madrugador arrullo de viento

merodeando los arbustos

¿Quién escuchar en la paz su voz?

Alguna vez el balbuceo palabrezco

Desarraigándose gota a gota del arroyuelo.

¿Quién no quisiera bajo el nocturno manto, habitar en un par de labios frescos?

Desmembrar el cuerpo

Entregarlo en tierra y sin ligereza el pan comer.

¿Quién habitar no querría un par agrietadas manos por la miel?

Esas pequeñeces: ¿Quién degustar en la alcoba no quisiera?

Leave a Reply