Por:

“Si nos están matando”, “si a esos policías asesinos los van a cambiar de puesto”” “para qué hijueputas” Hay una voluntad y entereza por cambiar el país, pero tienen unos iconos equivocados y una formación muy básica. Falta la formación real de la vida.

Es tan fácil detrás de una pantalla enardecer a las masas, a “los nadie” a “los invisibles” a “los desadaptados”.

Soy Tatiana, una de las tantas víctimas del conflicto armado, una persona que le ha tocado sortear la vida para poder sobrevivir en medio de los álgidos momentos que siempre han existido en mi país. Una víctima más que decidió votar por él SI a la Paz y a la Reconciliación, una persona que ha perdonado los vejámenes del conflicto armado. Lo que se vivió en Bogotá en las últimas horas, lo hemos vivido miles de víctimas en las zonas rurales por décadas, por siglos. Vivir en medio del miedo no es fácil, el conflicto armado nos deshumaniza, me toco aprender a caminar entre el monte, a reconocer las zonas donde había sembradas minas quiebrapatas con un perrito guía para no caer en una de ellas. Aprendí a raspar coca, aprendí a reconocer quienes eran guerrilleros, paramilitares y ejercito…. Eso y mucho más.

Me duele y a la vez me atemoriza lo que está pasando en Bogotá y en varias ciudades del país, han muerto inocentes en medio de un enfrentamiento entre el mismo pueblo. Unos justifican, otros lloran y los más sociópatas se ríen de la desgracia.

Y no quiere decir que sea cobarde al estar en contra de los desmanes, de los atropellos entre nosotros mismos, las agresiones y demás…y si lo soy para ustedes, les ruego por favor me disculpen, pero la vida me ha golpeado tanto en mi país del sagrado corazón de Jesús, que de mi parte, prefiero que me maten a tener que matar a alguien.

Así es… porque estoy cansada de que sigamos caminando en la misma dirección sin que nadie decida cambiar el rumbo, incendiar un país detrás de un teclado por parte de los dos extremos es un acto tan canalla y tan cobarde que no merece ser replicado. Jóvenes twitteros e influencers que sólo lo hacen por ganar más adeptos y seguidores; esto pasa por la vinculación ideológica a un partido alejándose de la independencia critica, dejando de lado la responsabilidad social que tiene un comunicador al transmitir un mensaje, en ambos extremos es perjudicial esta forma de pensar, “los nadie” obedecen a este llamado y salen a matarse a las calles, mientras los que hemos sufrido la guerra soportamos el dolor emocional y psicológico que esto trae, el escuchar el helicóptero sobrevolar la ciudad y los disparos constantes en la madrugada del 10 de septiembre me trajo una noche de pesadilla, de horror, de un llanto constante que no paraba, los recuerdos se me anudaban en la garganta, observaba mis hijos dormir y no paraba el llanto, escuchaba al otro día la muerte de esos jóvenes y ese dolor fue tan mío que vomite durante dos horas.

Decidí decir SI a la PAZ porque aún confío en la humanidad, porque no sé si tuve la cobardía o la gallardía de perdonar, a sabiendas que aún tengo familiares desaparecidos, porque sé que para cambiar el rumbo de un país no necesito del mismo discurso de extremos replicados en palabas “bonitas” y “transformadas” a través de las redes. Hice varios memes sobre el “mierdero” vivido en Bogotá, memes que traen a colación la historia de hace doscientos años y que se repite hoy en  día, lo que evidencia que nuestra evolución como SER razonable, pensante, sintiente y humano quedo estancada.

Me seguiré reconciliando con la vida, porque en algún momento tiene que florecer, seguiré recogiendo los que nos dejó Martin Luther King, Muhammad Ali  y demás actores del movimiento pacifista, estoy cansada de la guerra, y como dicen por ahí “al igual nos van a matar” pues que me maten divulgando la palabra paz y no alzando las armas en contra de mis hermanos. Mi lápiz seguirá escribiendo para nacer del tiempo y no para matar el tiempo.

“La guerra la mato sin darle un balazo
A la guerra le da miedo los abrazos
La guerra con camuflaje se viste
Así nadie ve cuando se pone triste
La guerra pierde todas sus luchas
Cuando los enemigos se escuchan
La guerra es más débil que fuerte
No aguanta la vida por eso se esconde en la muerte”

Residente

“Somos la imaginación en estado puro

Nuestras armas;

El pincel

La guitarra

La palabra disparando duro

Somos todo lo que no queríais

Pero hoy cantáis nuestras canciones

Leéis nuestros libros

Bailáis si nosotros tocamos “

MacacoNach

Leave a Reply