Que el clítoris sea besado por el arcoíris

mientras se erige en el fuego

-¡Hagamos el amor!-

Por las manos indecisas que recorren a venus
en el frío del silencio

-¡Hagamos el amor!-

Por los pezones que no entienden razones sino chupones

-¡Hagamos el amor!-

Por el báculo erguido bajo la falda de la montaña

-¡Hagamos el amor!-

Por la rosa que aúlla entre las torres de marfil
-¡Hagamos el amor!-

Por Zeus eyaculando la primavera en la clandestinidad
-¡Hagamos el amor!-

Por los muslos ungidos con el néctar de la amapola
-¡Hagamos el amor!-

Por el cabello enredado en los tentáculos del deseo
-¡Hagamos el amor!-

Por los labios que escudriñan la carne del mortal
-¡Hagamos el amor!-

Por la lengua inquieta que ora por cada célula recorrida
-¡Hagamos el amor!-

Por la humedad de la piel al ser tocada por el éxtasis de la aurora
-¡Hagamos el amor!-

Por los rasguños que se dejan los incautos para recordar el camino
-¡Hagamos el amor!-

Por el danzar de la mariposa sobre el clavel
-¡Hagamos el amor!-

Por el ritmo que impone el galopar de la noche en la luna
-¡Hagamos el amor!-

Bebed el placer y comed el deseo hermanos míos, por la vida y la salud
-¡Hagamos el amor!-

Leave a Reply