Por:

 

Momentos

 

La noche es incesante
Sus aullidos lacónicos
Son besos a mi silencio…
La falda se alza en prosa
¡Para despertar el camino!

 

Sus trémulos pasos dibujan
El paseo de los impúdicos dedos,
Resbalan por la luna
Lascivos en el paraíso.

 

Las murallas son insensatas
Al opacar el canto de las aves.
A la cima solo se llega
Cortejando el movimiento.

 

Susúrrame gemidos
En el danzar de la lluvia,
Cuando el husmear de tus ojos
Se pierde en las curvas de la arena.

 

Leave a Reply