Mermelada a borbotones desde la alcaldía

Mermelada a borbotones desde la alcaldía

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Por: Germán Navas Talero y Pablo Ceballos Navas

Editor: Francisco Cristancho R.

 

Un buen elector es aquel que no espera nada para sí con el cambio de un gobierno. Solo así puede elegirse libremente.

PE

En la foto que acaban de ver no aparecen los tres chiflados sino los tres aviones, que se han destacado por sus pobres resultados y enormes apetitos, siendo estos el exalcalde y artífice del mayor engaño contra los bogotanos, Enrique Peñalosa; el aspirante a alcalde sin nada para destacar, Carlos Fernando Galán; y la exvicepresidente Marta Lucía Ramírez, amiga de ‘el Fantasma’ y aquella que fue ministra de Defensa en las épocas en las que se usaban los falsos positivos. ¿En realidad se requieren más muestras de la cercanía de Galán con nuestros peores políticos? Como bien lo dijo el exsenador Rodrigo Lara en uno de los tantos debates de candidatos a la alcaldía: “si yo tuviera la mermelada de Claudia López, las alcaldías locales, todos esos concejales llenos de puestos –algunos que les cobran de sus salarios–, pues a mí también me llegaría mucha gente, […], a [Galán] [le] gusta mostrarse independiente en público y actuar comprometido en privado”.

Estamos aterrados de cómo el señor Oviedo, quien sería uno de los candidatos que más ha gastado en su campaña entre los miles de aspirantes a nivel nacional, aprendió pronto y muy bien a mamar gallo: en recientes declaraciones habló de la primera línea del metro como si fuera un fait accompli, del mismo modo en que Peñalosa creó una gerencia y asignó un sueldazo a su amigo suyo para que dirigiera un proyecto inexistente. Más que un engaño, esto parece una psicosis que altera la percepción de la realidad, aquella que observamos los demás bogotanos y que le pasa mala factura al proyecto del metro elevado sin estudios ni conciencia del entorno.

Como hemos dicho antes en este espacio, nos oponemos a este proyecto por insuficiente, inconveniente, innecesariamente dependiente del TransMilenio –ofreciéndose como alimentador de estos buses y no al contrario, habida cuenta de la distancia entre estaciones de metro y la proximidad de estaciones de TransMilenio en los tramos intermedios– e irreversiblemente dañino con el paisaje urbano, pues marcará una enorme cicatriz en pleno centro geográfico de la ciudad. No es ser ‘antibogotano’ –como lo sugirió la alcaldesa saliente–, revanchista o amigo del retroceso, es pensar responsablemente en el futuro de Bogotá y dimensionar los enormes costos y pocos beneficios de este trencito aéreo que en modo alguno sustituirá un metro pesado por debajo de la tierra.

A días de las elecciones, conviene leer este tuit de María Niny Echeverry, que transcribimos íntegramente porque así lo suscribimos: “Claudia López, Angélica Lozano, la Juliano y el candidato Galán andan desaforados atacando a Gustavo Bolívar y mintiéndole a los bogotanos para quedarse con la alcaldía y poder taparse entre ellos todos sus hechos de corrupción”. Concluye, “tendrán que seguir atacando porque Bolívar no les va a tapar nada”. Vimos apartes del debate entre candidatos a la alcaldía de Bogotá por RCN y nos llamó la atención que en lugar de ser un debate a nueve, fue uno de ocho contra uno: en lugar de presentar su visión para la ciudad, los candidatos –con la notable excepción de Gustavo Bolívar– se dedicaron a expresar su oposición al gobierno nacional y a endilgarle al candidato del Pacto toda suerte de poderes e influencias sobre el presidente. Tuvimos el gusto de presenciar el cierre de campaña del Pacto Histórico y va entendiendo uno la preocupación de Galán y sus financiadores: la concurrencia no solo se mostró fervorosa, también acudió masivamente contradiciendo el estribillo de los últimos días, según el cual la cercanía al gobierno se tornó en lastre para los candidatos a las elecciones territoriales.

Escapando de la coyuntura, bonita frase encontramos por estos días en X, publicada por el exrector de la Universidad Nacional de Colombia, Ignacio Mantilla Prada, y autoría del astrofísico Hubert Reeves: “el hombre es la especie más insensata, venera a un Dios invisible y masacra una naturaleza visible, sin saber que esta naturaleza que él masacra es ese Dios invisible que él venera”.

Para terminar, nos sorprende la falta de originalidad de algunos comunicadores y de no pocos políticos que haciendo gala de su fantochería se han agringado, empleando todo tipo de modismos que nos son impropios a los hispanohablantes, como, por ejemplo, en lugar de decir dos mil veintitrés, lo denominan “veinte veintitrés”. Ante su imposibilidad de hablar bien el castellano, optaron por crear una neolengua. Recuerden, señores, lo aprendido en la primaria, cuando no los había sobrepasado la pedantería.

Adenda: ¿recuerdan la foto del comienzo? Adivinen a quién votarán este domingo quienes rodean a Galán. ¿Y por qué le votarán? Porque su elección les concede un atisbo de poder. Es nuestra oportunidad de dejar atrás la estela perversa de buses, concreto y negocios del confidente de Galán y solo hay un candidato con oportunidad real de disputarle la alcaldía. Su nombre: Gustavo Bolívar.

Adenda dos: con igual ímpetu está brotando la mermelada del presupuesto distrital para favorecer al concejal favorito de la alcaldesa, el joven que decepcionó a sus coetáneos al punto que –como bien lo expresó el concejal Carlos Carrillo– no le queda un solo voto de opinión. Se denuncian nombramientos a dedo, contratos “sastre” y presiones a contratistas para reelegir a Julián Rodríguez Sastoque. El descontento ciudadano con el pueril cabildante ha sido tal que éste y sus “madrinas” han tenido que impedir la opción de comentar sus publicaciones en redes sociales, previniendo así que los internautas contrarresten el efecto de la plata y el constreñimiento. A buena hora son miles de jóvenes, en Twitter y en otras redes, que han hecho su propósito divulgar las mañas del concejal más joven de la República y advirtiendo a los electores para que no caigan en su farsa. Con suerte, el 30 de octubre Sastoque estará buscando trabajo y ya veremos cómo le va con eso.

Las opiniones de los columnistas son de su exclusiva responsabilidad.  Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

 

 

Heading Element

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

La Otra Voz