Las instalaciones de 15,800 metros cuadrados construidos en 6 pisos se ubican en el norte de Bogotá en el barrio La Castellana.

Diseñada bajo premisas de sostenibilidad ambiental con sistema de optimización para el manejo de agua, calefacción, e iluminación natural.

Con un capital de inversión cercano a los $104.000 millones se construyó la Clínica Azul, en el norte de Bogotá. La más moderna por la tecnología de sus equipos en todas las áreas de operación, y su diseño arquitectónico que permite mitigar los impactos negativos al medio ambiente que la clasifica como clínica verde.

El grupo de inversionistas colombianos liderado por MedPlus Group – Holding Empresarial, distintos conocedores del sector de la salud, y la gerencia del proyecto, se aseguraron de estructurar esta iniciativa para que la Clínica garantice una propuesta de valor diferencial a sus pacientes y clientes, así como la continuidad del negocio en esta coyuntura derivada por el Covid-19, asegura la Doctora Martha Cubillos, Presidenta de la Entidad.

Esta iniciativa permite que en este momento de emergencia sanitaria aumentar la capacidad con recurso humano, unidades de cuidados intensivos y salas de cirugía. La Clínica cuenta con tan solo 15 días de apertura con un equipo médico de planta de 300 profesionales de la salud de distintas especialidades, y se espera que cuando opere al 100% de su capacidad el grupo de profesionales aumente a 480 empleos directos.

La seguridad de los pacientes está garantizada no sólo por los profesionales que conforman el equipo, sino por la tecnología y modelo de servicio que ofrece la Clínica Azul. Contar con tecnología de última generación redunda en tiempos de corta instancia en áreas hospitalarias, cirugía mínimamente invasiva, seguimiento, diagnóstico más rápido que legitima la seguridad del paciente, asegura la Dra. Cubillos. Así mismo se cuenta con un laboratorio clínico de última tecnología, vital en este momento para los pacientes que están siendo atendidos en las UCI, y un equipo de radiografía y de tomografía de 128 cortes que ayuda al diagnóstico prematuro de la enfermedad.

El proyecto fue diseñado desde la experiencia del paciente y el médico, aprovechando los atributos de su ubicación, como el parque lineal el Virrey y la plazoleta de la Paz, “quisimos construir un espacio que permitiera maximizar el bienestar y la recuperación del paciente”, dice el Arquitecto Jaime Eduardo Barrero, líder de la concepción del proyecto.

La atención de pacientes en este momento se concentra en las 33 Unidades de Cuidados Intensivos, al servicio de Bogotá y municipios aledaños, que cuentan con un equipo médico interdisciplinario con las más altas calificaciones compuesto por intensivistas, enfermeras jefes, auxiliares y fisioterapeutas apoyados por las áreas de servicio con tecnología de vanguardia.

Leave a Reply