Quiero aclarar, en primera instancia, que no niego la existencia de una enfermedad que ha acabado con muchas vidas en todo el mundo, me referiré al manejo que le han dado a la pandemia los gobiernos de nuestro país, nacional y distrital y las consecuencias de ese manejo.

Como es de todos conocido, entre noviembre y diciembre del año 2.019, fue informado el mundo de esta nueva enfermedad por las autoridades chinas. En Colombia se empezaron a tomar medidas hasta marzo 19 de 2020, con el llamado “simulacro” decretado por la señora alcalde empatando con la declaración de emergencia sanitaria y económica del gobierno nacional.

Los colombianos respondieron con solidaridad y responsabilidad a ese primer “encierro” decretado, que pensaron que sería solo por quince días, pero fueron alargando la emergencia y los encierros escalonados en el tiempo, hasta completar el año, y va para más. No hay certeza de cuando se va a acabar la emergencia y si en Colombia será controlada la enfermedad.

El gobierno nacional ha utilizado el decreto de emergencia para legislar en cosas totalmente diferentes a las necesarias para controlar la enfermedad, entregarle la plata a los bancos y grandes empresa. Con este argumento, el de los gastos de pandemia, han justificado una nueva reforma tributaria llamada pomposamente de “Transformación social solidaria”. El ministro Carrasquilla dice que con la emergencia se han gastado 80 billones de pesos https://www.eltiempo.com/economia/sectores/reforma-tributaria-claves-del-proyecto-presentado-en-2021-576645 El observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana ha publicado estudios en los que manifiesta que en el FOME “no hay claridad sobre la ejecución de los recursos”, según publicó Noticias Caracol el 26 de junio de 2.020 https://noticias.caracoltv.com/colombia/si-esta-el-gobierno-gastando-todo-lo-que-dice-por-la-pandemia-ojo-a-esta-investigacion, y posteriormente el diario La República, el 10 de septiembre de 2.020, para solo mencionar dos medios afectos al gobierno https://www.larepublica.co/economia/alerta-de-la-academia-por-falta-de-informacion-en-el-detalle-de-lo-desembolsado-por-el-fome-3058036

Se ha conocido, también por los mismos medios, algunos de los gastos que han hecho:  tanquetas para el ESMAD, carros blindados, campañas de publicidad para mejorar las imágenes de presidentes, ministros y alcaldes y lo ultimo conocido, la compra de 24 aviones de guerra, con una inversión de 14 billones de pesos. En conclusión, no se sabe, o mejor dicho, si se sabe en que se han gastado la plata que el gobierno dice que se han ido en la pandemia, y aún así quieren que el pueblo colombiano pague de su bolsillo la pésima administración de los recursos. Muchos gobernantes locales aprovecharon para malgastar el dinero en otras cosas, inclusive se habla de malos manejos, por los que hay alcaldes detenidos. https://forbes.co/2020/05/21/actualidad/fiscalia-ordena-captura-de-diez-alcaldes-por-contratos-del-covid-19/

En el gobierno distrital las cosas no son distintas. La doctora Claudia López decidió gastarse no se sabe aún cuánto, en un “hospital” en Corferias. Ella anunció inicialmente que la inversión en ese centro de salud sería de 200.000 millones de pesos en abril de 2.020 https://capitalsalud.gov.co/noticias/secretar%C3%ADa-salud-destina-200-mil-millones-adecuación-expansión-hospitalaria-transitoria. Pero después de muchos cuestionamientos de médicos y ciudadanía, esa inversión se rebajó a 18 mil millones de pesos, según dijo el secretario de salud en el portal de Bogotá,  https://bogota.gov.co/mi-ciudad/salud/toda-la-verdad-detras-de-las-cuentas-del-hospital-de-corferias. Por informaciones de mi compañero periodista comunitario, René Castillo (Q.E.P.D.), quien además pertenecía a la junta directiva de la sub red centro oriente como delegado de los usuarios, en diciembre nos comunicaba que la información de los gastos reales en ese “hospital” no se conocían. La gerente de la sub red, Claudia Arcila no había querido suministrarla, a pesar de la insistencia de muchos miembros de la junta directiva. Claudia López le pidió la renuncia el 4 de marzo del presente año, pero por una fiesta que hizo en el hospital Santa Clara y no por otros motivos.  El secretario anunció el cierre de ese “centro de atención” el 4 de agosto del año 2.020 https://bogota.gov.co/mi-ciudad/salud/hospital-de-corferias-no-funcionara. A la fecha no se conocen oficialmente las cuentas finales de esa “inversión” ni los resultados de investigación que abrió la personería https://cablenoticias.tv/nacionales/personeria-de-bogota-abre-investigacion-por-el-hospital-de-corferias/. También se conoció de otra investigación, esta vez, a Pilar Contreras Erazo, subdirectora de contratación de la Secretaría de Salud, quien revisó y aprobó 3.089 contratos a dedo,  en medio de la emergencia por Covid 19, trabajó hasta el 15 de abril de 2.021, denuncia que hace el concejal Rubén Torrado https://concejodebogota.gov.co/preocupan-3089-contratos-aprobados-y-revisados-por-exfuncionaria-de-la/cbogota/2021-04-06/125024.php. El análisis de los gastos de  otros sectores de la administración distrital lo haremos en otra oportunidad.

A las personas las han encerrado en varias oportunidades, sin garantizarles una renta básica para sobrevivir, solo han les dado a unos pocos y muy escasas veces un ingreso mínimo. También ha habido mucha corrupción con estos auxilios. Hemos visto en muchos sectores de las ciudades colombianas los famoso trapos rojos, con los que anuncia la falta de comida. Los cobros de servicios públicos siguieron llegando, con el agravante de que como todos están en casa, se aumentó el consumo y por ende el valor a pagar.

Muchas empresas y comercios cerraron sus puertas ante la crisis económica. Si los consumidores no tienen dinero, no hay demanda y como consecuencia las empresas cierran, despidiendo a sus trabajadores. Es un círculo vicioso que no han querido atender los gobiernos nacional ni distrital. Eso si, los anuncios son muchos, de que van a hacer, de que ya no hay crisis económica, de que ya solucionaron, de que…

Ante esta situación de desprotección, las personas han salido a las calles a rebuscarse ingresos como fuera: “Preferimos morir de Covid, a morir de hambre ”, era lo que decían algunas personas durante protestas en localidades como Usme Y Suba.

Hay muchas informaciones contradictorias con respecto a los síntomas y la propagación de la enfermedad. Cualquier cosa puede ser indicio de Covid, pareciera que ya no hay ninguna otra enfermedad, todo se volvió coronavirus. En los medios tanto nacionales e internacionales aparecen informaciones de todo tipo de alertas sobre lo que puede ser la enfermedad. Y lo más grave es que los médicos y demás personal experto, no pueden opinar, tienen que aceptar una “verdad oficial” de la OMS y los gobiernos. ¡Ay de aquel que ose decir algo diferente!, “el destierro y la excomunión” como dice el disco de Serrat, los Macarras de la Moral. Pareciera que no permiten la investigación independiente. El unanimismo es muy peligroso en cualquier actividad.

Una de las características del ser humano es el ser social. No se puede tener a la gente “presa” en su casa y más aun sin medios de subsistencia básicos. Eso está en contravía del ser y más si son niños, uno de los sectores más afectados por los encierros. Empezaron a salir estudios de los efectos del confinamiento en los infantes y adultos, no se sabe aún que consecuencias tengan a largo plazo, solo hipótesis y teorías de los estudiosos. Querer tener a una sociedad quitándole su esencia, va a tener unas implicaciones inimaginables. Además, ¿Solo tienen el encierro como solución?, ¿No hay otros medios?

Desde el comienzo se utilizó la pandemia para impedir y sofocar la protesta social. En marzo de 2.020 se habían programado unas manifestaciones en Bogotá y lo primero que dijo Claudia López fue que nadie podía salir a protestar. Hoy amenaza con comparendos a quien ejerza ese derecho constitucional https://www.bluradio.com/blu360/bogota/a-multas-de-un-millon-de-pesos-se-enfrentarian-quienes-salgan-a-marchar-el-sabado-en-bogota. A pesar del encierro ha habido muchas protestas y la respuesta de Duque y López ha sido enviar el ESMAD con consecuencias fatales para varios ciudadanos. Las preguntas obligadas, ¿este nuevo encierro obedece a las reformas tributaria, de salud, etc. que adelanta el gobierno Duque?, ¿A qué juega Claudia López?

A lo largo de la emergencia, hemos visto un “reinado de popularidad” entre Claudia López e Iván Duque. Enfrentamientos personales por el manejo, los hospitales, los auxilios, la información, los respiradores, etc. y ahora último, por las vacunas. Han puesto su interés político personal por encima de la salud de los colombianos. Los medios comerciales han jugado un papel preponderante como azuzadores en este “conflicto” de intereses y de egos.

Y para terminar con este panorama, aparecieron las vacunas, un gran negocio para las farmacéuticas: ¿Las compraron mas caras? https://www.elespectador.com/noticias/politica/advierten-que-colombia-accederia-a-vacunas-contra-covid-mas-costosas-y-demoradas/ , ¿van a alcanzar? o ¿se cumplirán las metas de vacunación? https://www.elespectador.com/noticias/salud/lograr-que-el-80-de-las-personas-esten-vacunadas-se-dara-hasta-final-del-ano/?fbclid=IwAR2oOPCVrhwCa5eZ9PsgU6ExLaRDJOJM0b5YbwqJRznVL9ZVOjvhS18GCyw . https://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/vacunas-reservadas-para-segunda-aplicacion-fueron-utilizadas-como-primera-dosis-minsalud/20210408/nota/4124350.aspx?utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR1HQeIQPG1AS7i_fiK9eHQs0ob66KeOFJ4mQApOIHmb5-Cd1LVHF7Go-W8#Echobox=1617930465. Estas y muchas mas preguntas nos hacemos los colombianos. Inclusive, han devuelto a varios adultos mayores citados para vacunación porque no hay biológicos, como les dicen ahora, y ¿por que no hay? https://www.elespectador.com/noticias/bogota/devolvieron-a-adultos-que-se-iban-a-vacunar-en-movistar-arena-por-falta-de-dosis/?fbclid=IwAR3YUSgfp6XViMJkdhsYQiyTYC-Zfx_uGcd2EALMa03Rkn7_1KICO8jw_lg.. No es nada claro el panorama en nuestro país, agravado por toda la corrupción que ha rodeado la plaga y la tapadera de la prensa tradicional.

Como consecuencia de esta enfermedad, los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres.

https://elpais.com/economia/2020-12-31/la-pandemia-dispara-las-fortunas-de-los-mas-ricos-del-planeta.html

En conclusión, uno no sabe cual de todas estas pandemias ha sido mas grave para los colombianos. ¿Sobrevivirán los que se salven del Coronavirus?

Leave a Reply