Francisco De Roux: ‘Colombia no acaba de salir del modo de guerra, de enemigos internos…’

Francisco De Roux: ‘Colombia no acaba de salir del modo de guerra, de enemigos internos…’

A UN AÑO DE LA ENTREGA DEL INFORME FINAL DE LA VERDAD ‘LA UNIVERSIDAD DE NOTRE DAME HA COLOCADO A NIVEL MUNDIAL EL ACCESO EN REDES DE LOS CONTENIDOS DEL INFORME, EL FONDO DOCUMENTAL HA PASADO A MANOS DE LA JEP, Y HAY UNA COPIA ENCRIPTADA QUE PROTEGE EL ESTADO SUIZO’
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

A un año de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad, el jesuita Francisco de Roux, su presidente durante tres altos y medios, le concedió una entrevista a El Espectador donde aseguró que Colombia no ha logrado »salir del modo guerra» y que mantiene sus esperanzas en que »La Paz total» del presidente Petro termine por conseguirse. 

De Roux le aseguró a ese diario que la movilización nacional de la Comisión  con aliados nacionales e internacionales para acompañar a las víctimas puso a Colombia en ‘la convicción de que el cambio en serio era necesario y por eso la movilización por la verdad sigue viva en el país, no obstante las dificultades políticas e institucionales, los asesinatos y la incertidumbre que tiene todo momento de cambio».

El jesuita, que cumplirá 80 años en dos semanas, aseguró que habló con el presidente Petro, luego de que el Congreso hundiera el artículo del Plan Nacional de Desarrollo donde se implementaban las recomendaciones del informe final y contó que »Lo sentí en la misma disposición de ir adelante con las recomendaciones. De estas, lo importante es que presentan los asuntos cruciales que tiene que resolver Colombia para que termine la violencia armada brutal contra la vida. Las formas concretas que propone la Comisión han de discutirse en los escenarios de la democracia».

Preguntado sobre la posibilidad de que el informe final se esté olvidando De Roux aseguró que »la plataforma digital que produjimos justo con la intención de permanencia en el tiempo lleva más de 1,7 millones de visitas en 11 meses, lo que significa más de 13.000 visitas diarias. Hay más de 5.000 colegios vinculados con procesos de pedagogía del Informe Final para los distintos grados de bachillerato, casi todas las universidades del país nos han invitado a espacios de conversación y pedagogía durante este año, sin mencionar los espacios, eventos y reconocimientos en el exterior. La Universidad de Notre Dame ha colocado a nivel mundial el acceso en redes de los contenidos de la movilización y del Informe, el Fondo Documental ha pasado a manos de la JEP con la administración del Archivo General de la Nación y hay una copia encriptada que protege el Estado suizo…».

El sacerdote destacó el acuerdo de paz entre el Estado colombiano y las FARC EP: »sea lo que fuere esa negociación exitosa es única en el mundo y exige ser protegida y llevada a su implementación hasta el final».

Pero también expresó su preocupación por no acabar »de salir del modo de guerra, de enemigos internos, señalamientos, activación de odios, conspiraciones, peleas inútiles de lado y lado en las que se quema el tiempo que se tiene para llegar a acuerdos y hacer los cambios necesarios. Colombia escogió el cambio cuando eligió para la segunda vuelta a los dos candidatos que de diversas formas lo ofrecieron. Y ahora estamos a punto de perdernos en la misma palabrería política estéril, en lugar de poner el debate y la negociación en los grandes asuntos y negociar transformaciones profundas, con la perspectiva de un país sin más guerras, sin más víctimas, capaz de contener la riqueza de sus diferencias, que piensa en los niños de hoy y de mañana y tiene el coraje de la reconciliación».

De Roux remarcó que una de las recomendación del informe final de la verdad fue ‘‘la salida negociada con todos los grupos armados con política y las conversaciones para el sometimiento a la justicia de las organizaciones armadas y violentas del narcotráfico. La dimensión de la simultaneidad es parte del proceso, tiene todo sentido, necesita una planeación y rigor.

De Roux fue claro al recordar que la idea de una paz grande tiene que ver en buena medida con La Paz total que ha propuesto el presidente Petro es decir con  »un proceso que compromete a cada persona, a todos los grupos de la sociedad, la reconciliación nacional y desde allí a los acuerdos políticos, económicos y sociales. Esa idea incluye la “paz total” con todos los grupos armados, pero a partir de una sostenida convocatoria nacional de todos los ciudadanos desde todos los lugares. El futuro lo construimos entre todos y todas hasta donde sea posible o no habrá posibilidad seria y tranquila para nadie», añadió el jesuita.

El sacerdote criticó a los grupos armados que siguen cometiendo crímenes en medio de los avances y los diálogos de paz con el Estado: »No es cierto que esos grupos quieran al pueblo de Colombia. Ellos saben que la guerra alejará cada día más la posibilidad de hacer los cambios necesarios y cada día de guerra aumenta el dolor de este país. Pienso que, además del esfuerzo del Estado, es indispensable una llegada en terreno de los jefes de estos grupos a hablar con personas creíbles de las comunidades y de los liderazgos espirituales, étnicos y académicos para plantearles en diálogo franco al ¡basta ya!

De Roux aseguró que en un escenario donde La Paz total llegue a buen puerto »hay que hacer las comisiones e instituciones necesarios. De darse un nueva comisión rescataría muchas cosas de la nuestra como la disposición total a estar al lado de las víctimas y de escuchar a los responsables, aumentaría el dialogo con los sectores que toman las decisiones en el país y ahondaría la presencia de la academia, daría más presencia a la dimensión espiritual porque creo que hay una crisis del sentido del ser humano entre nosotros, y cuidaría mucho más del equipo de personas que hacen parte de la Comisión y que son sometidas a tensiones emocionales y riesgos inmensos».

El presidente de la Comisión de la Verdad aseguró que sí es posible hacer la reconciliación entre los colombianos »si tomamos el riesgo de tener confianza los unos en los otros, y se pone la visión en el derecho de los niños a vivir en paz y el derecho de las generaciones futuras a tener la Colombia que soñamos, pero no alcanzamos a ver nosotros.

En la entrevista con El espectador Francisco de Roux le envió un mensaje a las víctimas y les dice que no pierdan la esperanza: »que comprendan que desde su clamor de justicia y su dolor tienen una autoridad moral que nadie tiene en Colombia para exigir el final de las guerras y de las violencias. Por eso que no restrinjan el lugar de su causa a tener reivindicaciones individuales que se merecen en justicia, sino que pongan todo lo que significan moralmente para que todos y todas podamos cambiar», puntualizó De Roux.

Heading Element

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

La Otra Voz