Con pancartas, pitos y arengas decenas de personas se acercaron a los juzgados de Paloquemao para pedirle a la Fiscalía adelantar las acciones penales correspondientes, para capturar al presunto homicida de la cantante y líder juvenil Sandra Tatiana Saavedra y de su padre, quienes vivieron en la Localidad de Ciudad Bolívar, luego de que las autoridades informaran a la familia de la víctima que el hombre se había fugado de la URI de Ciudad Bolívar desde febrero.

Como una historia de novela mexicana inicia este lamentable episodio para la familia Saavedra Mora, quienes se encontraban en su domicilio el día 25 diciembre de 2018, cuando escucharon gritos de una mujer que estaba en la calle con un sujeto que la agredía a golpes; al ver esta situación, Sandra Tatiana más conocida por sus vecinos y amigos como Shanita, salió de su casa a auxiliar a la mujer golpeada y por hacerle reclamo, el sujeto llamó a otro hombre y uno de ellos desenfundó su arma y dio ráfagas al domicilio, donde impactó el cuerpo de Sandra Tatiana, y el de su padre, Hernando Saavedra ocasionándoles la muerte de inmediato. También dejó herido al hermano menor de la familia.

 

Los vecinos alertaron a la Policía del barrio y capturaron a uno de los victimarios en la URI de la localidad. El caso fue denunciado ante las autoridades competentes. Dos meses después de hacer seguimiento al caso en la Fiscalía y adelantar el debido proceso -buscando justicia por este doble homicidio-, el abogado defensor de la familia se entera por casualidad que el victimario se escapó de la URI y anda prófugo de las autoridades.

Igualmente se entera que los informes de balística no han llegado al despacho de la fiscal 419 e indaga qué sucede pero nadie da razón del caso. La familia decepcionada por la mala actuación de la justicia expresa su rabia y rencor a través de un plantón que realizaron en las instalaciones de la Fiscalía en Paloquemao el 6 de marzo, exigiendo respuestas a la justicia para que que den cuenta de cómo se escapó el prófugo y adelanten las acciones necesarias para continuar con la investigación del caso. La señora Sandra Mora, madre de la víctima comentó: “pedimos justicia porque el único sindicado que había estaba preso, lo dejaron ir…¿cómo lo dejan libre si ya sabían que había asesinado a dos personas?”
Esta familia pide a gritos se haga justica y solicita a la Fiscalía celeridad y transparencia en el caso para que casos como este, no queden una vez más en la impunidad.

Periodista
Otra Voz-Periodismo Libre

Leave a Reply