Continua persecución contra Hollman Morris y su familia, ahora son los medios privados

Continua persecución contra Hollman Morris y su familia, ahora son los medios privados

SECTORES DE LA MAL LLAMADA GRAN PRENSA INTENTAN FRENAR EL NOMBRAMIENTO DE MORRIS EN RTVC UTILIZANDO REFRITOS DEL PASO DE ESTE POR CANAL CAPITAL. A QUÉ LE TIENEN MIEDO?
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

El reciente nombramiento del periodista Hollman Morris ha suscitado todo tipo de reacciones malintencionadas, calumniosas y especulativas. Partidos políticos, pequeños grupos de feministas y los principales medios de oposición al Presidente Gustavo Petro y su gobierno desde que se conoció su nombramiento activaron su artillería desde sus cabinas radiales, sus páginas y redes sociales. Seguramente esperaban que en algún momento la Fiscalía General dela Nación le abriera investigación a Morris, imputara cargos y lo condenara por presuntas violencias de género que nunca ocurrieron y que el ente investigador estimó no existía mérito alguno para un proceso judicial en su contra; y terminó archivándotelas esas denuncias. Tampoco contaban con que los lazos familiares de la familia Morris-Casas volvieran a la normalidad y se robustecieran y mucho menos que la esposa del exconcejal de Bogotá lo felicitara y le deseara suerte en su nuevo reto al frente de la radio y televisión pública de Colombia.

Entonces no tuvieron más remedio que atacarlo por su trabajo al frente de Canal Capital, llamándolo censurador, perseguidor de periodistas y opositores; y hasta corrupto; claro está, sin pruebas y manipulando titulares de prensa publicados entre 2012 y 2o14 en el marco de una feroz oposición al entonces alcalde mayor Gustavo Petro.

 

El Colombiano de Medellín, por poner un sólo ejemplo, se pegó de una investigación archivada por la Fiscalía por presunto detrimento patrimonial en el Canal Capital cuando Morris era su gerente. Una denuncia radicada por el corrupto concejal Javier Palacio Mejia a quien la Procuraduría y la Fiscalia le abrieron varias investigaciones en el marco del carrusel de la contratación de Bogotá.

https://www.elcolombiano.com/colombia/polemicas-en-torno-a-hollman-morris-nuevo-gerente-de-rtvc-gustavo-petro-CF21063067

Lo que no cuenta El Colombiano, ahora dirigido por Luz Maria Sierra, una periodista del bolsillo de Enrique Peñalosa quien se lucró con millonarios contratos de $31 millones de pesos mensuales, como asesora de despacho del ex alcalde de Bogotá durante 11 meses es decir más de 300 millones por año; es que gracias a las investigaciones de Capital y a la veeduría del canal público varios concejales fueron imputados y condenados; y a otros como Palacio Mejía la misma Fiscalía terminó embargándole bienes por 1.300 millones de pesos. Como dato curioso, esos contratos de Sierra no fueron publicados en el Secop.

https://www.las2orillas.co/los-mega-salarios-los-asesores-del-alcalde-penalosa/

31 millones de pesos le pagaban los bogotanos a Luz Maria Sierra, hoy directora de El Colombiano, como asesora de Peñalosa

Palacio Mejia también amañaba contratos y se presentaba a licitaciones en el sector Defensa con tres empresas de su misma familia. Ponía a su hermana y a su mamá a firmar, sin que ningún ente de control lo investigara. También por varios años se adueñó de la contratación irregularmente en el Fondo de Vigilancia de Bogotá.

https://www.elespectador.com/judicial/caceria-a-los-bienes-del-carrusel-de-bogota-article-510014/

Además, la mala leche del Colombiano de Medellín, medio uribista convertido en una tribuna barra brava contra Gustavo Petro y el alcalde Daniel Quintero, en su afán de ayudar a la campaña mediática contra Morris, olvidó decir que las denuncias por violencias de género contra este fueron archivas por la Fiscalia General. 

En los años de Morris al frente de la gerencia de Canal Capital personajes como Enrique Peñalosa el antiguo jefe de la hoy directora de El Colombiano Luz Maria Sierra, siendo candidato a la Alcaldía de Bogotá en 2015 se atrevió a decir que el Canal Capital había sido politizado por Petro, simplemente porque desde ese medio se denunció el escándalo de corrupción en la UNP de Andrés Villamizar su jefe de campaña y primo de los hermanos Galán, quien tuvo que dar un paso al costado para evitar la mala publicidad en la campaña de Peñalosa quien luego nombró como reemplazo de Villamizar a Astrid Álvarez , otra cuestionada por actos de corrupción en Cali y con varias denuncias en Fiscalia y Procuraduría también denunciada por las cámaras de Capital.

Como El Colombiano han sido varios los medios privados, que han arremetido con comentarios mal intencionados y calumniosos disfrazados de periodismo contra Morris para impedir que llegue a la dirección de RTVC. A qué le temen?

Primicias como la de Morris relevando los primeros detalles de lo que sería el inicio de las conversaciones de paz entre el gobierno Santos y la guerrilla de las FARC, el ruido de sables contra Santos por parte de sectores militares, las investigaciones por violación de Derechos Humanos como la de la Comunidad del Anillo al interior de la Policía; o de corrupción, como el escándalo de la UNP que ensució a Villamizar, por poner unos ejemplos; hicieron que todo el mundo hablara de la televisión pública, y que muchos políticos acostumbrados a que nadie los investigara salieran a decir que Petro había politizado la televisión pública y que no habían garantías para la oposición.

 

Vean como Uribe, Vargas Lleras y Peñalosa atacan la libertad de prensa y el periodismo de Canal Capital

Lo anterior jamás pasó, hizo parte de la matriz de mentiras que construyen a diario contra Petro desde hace 11 años y que le costó la sanción de la Procuraduría de Alejandro Ordoñez que lo sacó de la Alcaldía durante varias semanas; y que le permitió a Canal Capital superar en rating a canales como City TV y El Tiempo, convirtiéndose en la tercera opción de televisión para los bogotanos, según estudios y mediciones de ‘Bogotá como Vamos’.

Petro terminó su alcaldía enfrentado a los mismos medios que hoy 7 años después lo atacan políticamente para favorecer los intereses de sus dueños y Canal capital defendiendo la democracia, ante las arbitrariedades de la Procuraduría, que hoy también abre investigaciones contra los funcionarios de gobierno por denunciar corrupción.

CANAL CAPITAL, UN MODELO DE TELEVISIÓN PÚBLICA

Desde lo humano, acabó con las nóminas paralelas que venían desde administraciones anteriores. Priorizó la realización de producciones propias del canal y no de terceros.  Aumentó la planta del personal técnico y profesional mejorando los salarios pero guardando austeridad. Apoyó a los camarógrafos para que estos comprarán mejores cámaras para grabar.

Desde lo técnico compró una de las mejores móviles del momento en Bogotá. Renovó el archivo y modernizó el sistema de ingesta del material audiovisual y aumentó las salas de edición y graficación actualizando sus equipos.

 

‘El Aguante’ de Canal Capital mira el video

Pero quizás lo más relevante y que se robó todas las miradas fue la parrilla de los contenidos del Canal. Una programación incluyente, diversa, con espacio para todas las voces. de todos los sectores, especialmente las víctimas. Los diferentes cultos religiosos tuvieron su espacio, también los campesinos y los negros.

La comunidad LGTBI, con ‘El Sofá’; el cine, con ‘El Espejo’, la música, los estudiantes y los barrios bogotanos también fueron visibilizaos con su cultura urbana y de la calle. Se creó el programa de reporteros Digitales, una corresponsalía de jóvenes hombre y mujeres que desde sus barrios realizaban notas para el canal. Y también se utilizó el programa INSOR, para las audiencia de personas con discapacidad auditiva.

El programa feminista ‘Ni reinas Ni Cenicientas’ dirigido por Fabiola Calvo fue reconocido internacionalmente en México, en el marco del 5to Encuentro Internacional de Periodistas con Visión de Género.

https://www.redperiodistasgenero.org/ni-reinas-ni-cenicientas-de-canal-capital-reconocido-internacionalmente-por-defender-derechos-de-las-mujeres/

Los pueblos indígenas por primera vez en su historia tuvieron un programa propio ‘Colombia Nativa’, para visibilizar sus problemáticas, sus costumbre y hablarle a los gobierno nacional y departamentales y exigirles al presidente, gobernadores y alcaldes que cumplieran con todas las promesas electorales de cada cuatro años.

https://twitter.com/MovimientoMAIS/status/1645839127370137600?t=6ygNCwLYT0cUUf_MEvlw0A&s=19

 

El formato informativo con ‘Noticias Capital’ fue nominado a los India Catalina como mejor noticiero regional. El canal también ganó el premio Simón Bolívar de periodismo para televisión por un trabajo de la periodista Bibiana Bello, sobre la problemática de los Wayuu. Internacionalmente fue reconocido con la Mención de Honor del premio Franco Alemán de Derechos Humanos ‘Antonio Nariño’ 2013 cuyo jurado integraron los embajadores de esos dos países en Colombia, el representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland; el padre Francisco de Roux, y la Alta Consejera Distrital para los Derechos de las Víctimas, Ana Teresa Bernal.

Puntualmente el trabajo de defensa de los Derechos Humanos y de La Paz también fue reconocido por la relatora de DDHH de Naciones Unidades, Navy Pillay.

 

 

Escuche a Navi Pallay relatora de DDHH de Naciones Unidas

LA FRANJA DE OPINIÓN, APLAUDIDA POR MUCHAS AUDIENCIAS

En Bogotá Humana Canal Capital empezó como un laboratorio de paz, de derechos humanos y defensa de la democracia especialmente y terminó convertido en la cuarta entidad mejor calificada del Distrito por el programa ‘Bogota Como Vamos’ gracias a la diversidad de sus contenidos. 

Uno de los puntos mas altos de aceptación que tuvo Canal Capital durante los 4 del alcalde Petro fue su franja de opinión, única en la televisión pública y la cual nunca ha sido implementada en los canales privados. En está franja participaron varias voces de la oposición, muy diversas y antipetristas, como Antonio Caballero, quien compartía la conducción del programa Las Claves con Maria Elvira Samper, otra veterana periodista no muy cercana al hoy presidente.

En esa parrilla de opinión y debate que iba de lunes a viernes en horario prime time también estuvo Pedro Medellín otro antipetrista, acompañado por el el juez español Baltazar Garzón –famoso por enjuiciar al dictador chileno Augusto Pinochet-, quienes conducían el programa ‘Hablemos de Paz y de Los Derechos Humanos’ que tuvo como primer invitado nada más y nada menos que al principal opositor de Petro, el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

https://www.semana.com/con-entrevista-alvaro-uribe-estrenan-programa-canal-capital/265036-3/

El entonces senador Álvaro Uribe Vez terminó señalando al Canal Capital como un »medio amigo y servil del terrorismo», afirmaciones de las cuales tuvo que retractarse meses después ante un tribunal de togados de la Corte Suprema de Justicia ante la denuncia por injuria y calumnia interpuesta por Morris que mancillaba el honor de al menos 400 familias trabajadores del Canal.

 

En este link puede ver la estigmatización de Uribe contra los empleados de Canal Capital

La Controversia era el programa que dirigía el investigador León Valencia, un hombre muy cercano a la alcaldesa de Claudia López y al partido verde; y contradictor de Petro en muchos temas. En ese espacio debatían personajes antagónicos de la vida pública, como uribistas, santistas y de la izquierda en el tema político. Pero también militares retirados, obispos, fiscales, defensores de derechos humanos, académicos, empresarios, docentes, líderes sociales y víctimas del conflicto.

La internacionalista Laura Gil conducía HashtagInternacional, un programa que analizaba la coyuntura mundial en países como Venezuela, Cuba, Israel, Rusia o del Medio Oriente entre otros; y trataba temas tan diversos como el terrorismo en Estados Unidos, la lucha entre Israel y Palestina, las dictaduras militares y otros sistemas de gobierno, la migración de personas o los avances tecnológicos en materia de seguridad.

 

Heading Element

Las opiniones  realizadas por los columnistas  del portal www.laotravoz.co  no representan la identidad y línea editorial del medio.
Les invitamos a leer, comentar, compartir y a debatir con respeto.

La Otra Voz