Por:

«Los pezones de los hombres no tienen ninguna función específica, no la han tenido nunca y no es probable que la tengan a corto plazo o mediano plazo, a no ser que la ciencia logren que se embaracen»

Deberían enseñarle a nuestra compañera el significado de la Sororidad y que el cuerpo de las mujeres no está trazado de forma exclusiva para la reproducción. Siendo está su creencia ¿Qué hace ella exhibiendo su cuerpo como un objeto de deseo?

Se lucra de el al usarlo como una herramienta que inspira erotismo y a pesar de la dura situación de salud que atraviesa enfoca energías para criticar el cuerpo de las demás, generando discursos de odio.

Los pezones en los hombres están diseñados del mismo modo que los pezones en las mujeres, poseen nervios y conductos lácteos; estos últimos no se desarrollan del todo en los machos y se convierten en órganos que antropológicamente se denominan vestigios de la evolución.

En las mujeres transgénero el consumir hormonas nos permite que dichos conductos y nervios se desarrollen como en las mamas de las mayorías de las mujeres cisgénero. Sin embargo, analizando el cuerpo más allá de la perspectiva biologicista que los percibe como herramientas para el sostenimiento de la especie, los pezones en los hombres si tienen una función; no relacionada con la reproducción pero si con el placer.

En este sentido el cuerpo de las mujeres se aleja del diseño original divino de la procreación y es un medio que nos permite además disfrutar de nuestras zonas erógenas y obtener placer. Por eso existen los derechos Sexuales y derechos Reproductivos.

Ya ven la importancia de la Educación Sexual en las escuelas.

Nadie se vuelve marica porque le enseñen como funciona su cuerpo. Pero conocer quiénes y cómo somos nos salva de múltiples violencias que se ejercen sobre nuestros cuerpos y también evita cometerlas contra los cuerpos de los demás.

Esto les posibilita a niños, niñas y adolescentes conocer la función real de este vehículo que no se toca sin consentimiento, que no se viola y que no se mata.

Garantizando una adultez consciente, madura y respetuosa con la diversidad de los demás.

Leave a Reply