Por:
Decir que se conoce una cifra oficial de los líderes y líderesas asesinados  en lo corrido de año, es una tarea compleja. Varias organizaciones aseguran que son más de cien personas víctimas de estos lamentables hechos que enlutan al país. Lo que no se puede negar es que por pensar en un país sin una política neoliberal,  con respeto por los DDHH para todas y todos y cuestionar al uribismo se volvió motivo para ser persona perseguida o incluso asesinada. Hay para quienes esto puede ser coinidencia o Darwinismo social y la verdad es que los ideólogos de los “tres huevitos”;  esos de tratar de marica y amenazar con darle en la cara a los opositores; esos pregoneros de la masacre con sentido social o de la premisa de miedo que vocifera  que  ¡ plomo es lo que hay ¡  desde que el uribismo tomo aire con la llegada del subpresimeme  Duque la muerte anda como niño en dulcería acechándonos de lo más rampante bien por las acciones militares y paramilitares o bien por las omisiones personales y estatales en la crisis sanitaria creada por el COVID-19, en otras palabras en Colombia se muere la gente de neumo o plomonia.
A continuación, algunas similitudes entre quienes de una forma u otra son el vehículo que ha permitido que esos virus tengan la fuerza que tienen.
Los que salen por que los obligan a trabajar/ son como los que votaron por Duque porque el jefe los obligó (deben valorarse más)
Lo que usan el tapabocas en la garganta / son como lo que vendieron su voto por Duque ( no entienden cómo funciona nada)
Los que salen por que creen que el coronavirus no existe o no es con ellos/ son como quienes Votaron por Duque porque cree que Uribe es el mejor Colombiano y que Duque tiene media idea de que es gobernar (en otras palabras están más perdidos que los hijos de la llorona).
Quienes secuestran y torturan física y psicológicamente a sus empleados / son como los congresistas que piensan que la esclavitud humana se justifica para no quedarse sin celaduría; los concejales que piensan que los pobres ya estamos acostumbrados a aguantar hambre o que hacer presencia en la Guajira o Chocó de manera integral es como “perfumar un bollo”. (son la elite sociópata que nos mal gobierna)
La cura para uno y otro mal.
Lavarnos las manos cada dos horas / es el equivalente a leer, a ser criticos, a abandonar los fanatismos que gritan que sin Uribe y sus comolices no hay patria.
Limpiar las superficies constante mente con alcohol/ le equivale el a mantener los esfuerzos periodisticos e institucionales por recuperar la transparecia y la capacidad de servicio en el gobierno.
El tratamiento en caso u otro implica comprometerse con las problrmaticas, dar oxigeno y revitalizar los corazones de quien los padece. / cumplir los acuerdos , honrar la palabra , redistribuir las riquezas invirtiendo en el campo y asumiendo las labores del cuidado.
La Vacuna/ solo puede comparase con nunca mas , jamas , jamas volver a creer o votar por uno solo de aquellos que promueve  esta forma de gobierno maligna y enferma.
No puede seguir siendo tan fácil que todo nos parezca normal, que contar los muertos, ignorar las banderas rojas, dejar que nos tapen la boca, que nos marginen y que nos golpeen y pasar al siguiente escándalo sea una actitud común.  No nos pueden matar o perseguir a todos, no nos pueden callar a todos. No podemos seguir padeciendo este mal gobierno como padecemos este virus como si el uno al igual que el otro sobrepasara nuestra capacidad de entendimiento. Me reúso a seguir igual, me reusó a no actuar, me reúso a simplemente morir y ver morir a los mios.

Leave a Reply