Foto: RCN Radio
Días difíciles todos los que deben vivir las madres de los jóvenes asesinados extrajudicialmente; tragedia la del hijo de María del Pilar Hurtado que vió como le quitaban la vida a su mamá. Tragedia la de la niña Yuliana Samboní que con solo 7 años fue secuestrada, torturada, violada y asesinada, días difíciles los que deben enfrentar sus papás mientras la justicia no opera y deja libre a los cómplices de Uribe Noguera, esa tragedia evitable sí el Estado garantizará los derechos consagrados en nuestra constitución, pero caray, ni eso.
No sigan con el tapen tapen, en un país de primer orden Ramírez no estaría en su cargo, no porque deba pagar por los delitos de su hermano, sí no por no ser consecuente y hablar con rabo de paja. Además, debe aclarar sus nexos con todo lo relacionado con el atentado al famoso club.
Ni días difíciles, ni tragedia familiar.
Pdta: y eso que estoy ocupada y no quiero seguir redactando, porque también hay que recordar los nexos del esposo de Ramirez con el narcotráfico. Caray, tragedia familiar?
Nota: Ciudadana

Leave a Reply