Foto: Diario La Nación

Sí, es difícil para el mundo del fútbol que un tipo como Diego Armando Maradona Franco, un ídolo, para muchos un “Dios”, hoy inicie su viaje a la eternidad; era un mago que dominaba el balón hasta con sus hombros, cada uno de sus 165 centímetros eran pura magia. Para mi su sentido de no tener filtro para decir las cosas, era admirable, pues uno no puede andar por la vida escondiendo lo que siente o ponerle adornos. Básico.

Lo que hizo con sus piernas, es público e histórico, lo que hizo con su nariz… era su vida privada, y como él mismo lo dijo “déjenme vivir mi vida, yo no quiero ser ejemplo de nadie”, punto.

También, admiraba de él que a pesar de haberlo conseguido todo y más, nunca olvido de donde vino, porque las raíces son indelebles. Su mística más allá de lo que hizo en las canchas, también estuvo en su carácter social y humano, ese que le permitió jugársela por la gente, jugársela por todos, aunque fuera políticamente “incorrecto”.

Ya lo sabemos, el Diego, el pelusa, barrilete cósmico, el 10, Diegol… vivirá eternamente.
Que difícil el día 25 de noviembre de este atípico 2020 para los periodistas argentinos, debieron dar la noticia que jamás quisieron dar. Murió Diego Maradora, que día triste, que día largo este.

Buen viaje eterno Pelusa

Pdta: de la tristeza al dolor, hoy la Comisión II del Senado hundió proyecto de Ley que buscaba rendir homenaje a las Madres de los Falsos Positivos, pedirles perdón y repararlas. No fue posible por culpa de la miserableza de congresista del Centro Demoniaco, Cambio Radical y Conservadores. Hoy ellas dijeron que volvieron a sentir el dolor que un día tuvieron por el asesinato de sus hijos, esperaban mucho de un congreso que no es nada. Nos unimos a su dolor, siempre con ellas y su ejemplo de dignidad. Adelante queridas que algún día el culpable intelectual pagará.

Leave a Reply